Temperatura alta y otros síntomas de la peste bubónica

Aunque se trata de una enfermedad poco frecuente en la actualidad, existen algunos casos de peste bubónica que se siguen presentando, por eso mismo, es importante aprender a reconocer las señales de esta enfermedad causada por una bacteria y que puede llegar a ser grave si no se trata oportunamente.

  • Fiebre

Como se menciona en el título, la fiebre es uno de los síntomas característicos de esta enfermedad al igual que en muchas otras. Recordemos que la temperatura del cuerpo se eleva como una respuesta natural del sistema inmunológico que intenta protegernos contra el agente infeccioso.

  • Cefalea

Dolores de cabeza y malestar generalizado son síntomas que también suelen hacerse presentes, tanto por la propia enfermedad, como por la fiebre.

  • Debilidad

Debido a que el organismo se encuentra luchando contra la infección, lo más común es que la persona se sienta débil y sin ganas de llevar a cabo sus actividades cotidianas.

  • Inflamación de ganglios

La inflamación de los ganglios linfáticos puede llegar a ser molesta y dolorosa.

Estos son los síntomas comunes de la peste bubónica, sin embargo, en otros casos también pueden presentarse tos, diarrea, vómitos, dificultad respiratoria, entre otros.

Como lo comentamos en un inicio, en la actualidad se trata de una enfermedad poco frecuente, sin embargo, los casos que aún se dan deben ser atendidos oportunamente para evitar poner en riesgo la salud de la persona.

El texto aquí plasmado es meramente informativo, cuando se tratan cuestiones de salud, es indispensable buscar atención médica profesional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *