MITOS Y REALIDADES SOBRE LA LEUCEMIA

Así como el cáncer puede llegar a desarrollarse en diferentes partes del organismo, de igual manera puede hacerlo en la sangre, enfermedad que normalmente da inicio en la médula ósea.

A lo largo de este texto, hablaremos sobre algunos mitos relacionados con la leucemia.

 

Mito. Las personas tienen la culpa de enfermar de leucemia.

Realidad. Aunque es cierto que cuando se lleva una vida saludable las probabilidades de enfermar de cualquier cosa pueden disminuir, el ser “súper saludable” tampoco es una garantía, ya que muchas personas con un estilo de vida excelente han enfermado de esta y otras enfermedades. El hecho de enfermar de leucemia u otro tipo de cáncer puede tener que ver con muchos otros factores, que la mayoría de las veces se encuentran fuera del alcance o control de las personas.

 

Mito. El tratamiento para la leucemia y otros tipos de cáncer impide que las personas puedan llevar una vida normal.

Realidad. Si bien es cierto que algunos tratamientos pueden debilitar al paciente y de cierto modo interferir con su estilo de vida y actividades, también lo es que no todos los tratamientos son iguales, ya que dependen del estado general del paciente, así como de la gravedad de la enfermedad al momento de ser diagnosticada. No todos los casos de leucemia requieren de hospitalización.

 

Mito. Tener leucemia significa que a la persona diagnosticada le queda poco tiempo.

Realidad. Con los avances médicos y los tratamientos que se tienen en la actualidad, las personas tienen mayores probabilidades de sobrevivir tras un diagnóstico de leucemia. Es importante recordar, que cada caso es distinto y que los pronósticos de vida, tratamientos y condición de cada paciente pueden variar.

 

Mito. La leucemia sólo se da en niños.

Realidad. Existen algunos tipos de leucemia que se presentan más en la población infantil, mientras que otros atacan a las personas adultas, por lo que la leucemia puede en realidad presentarse a cualquier edad.

 

Como podemos ver, existen muchos mitos en torno a este tema. Es importante mantenerse bien informados, y ante la menor duda consultar siempre con el personal médico.

El texto aquí plasmado es meramente informativo, cuando se tratan cuestiones de salud, es indispensable buscar atención médica profesional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *