Después de tener un bebé: La pausa puede servir para cambiar trabajo

Por: Tobias Schormann (dpa)

Después de tomarse una pausa por maternidad, uno vuelve al trabajo de siempre. ¿O tal vez no? ¿Sería bueno no aprovechar la pausa para buscar algo nuevo? Al fin de cuentas, es la oportunidad ideal para tomar cierta distancia, evaluar otras posibilidades y buscar nuevos horizontes. Puede ser útil tanto como para las madres y los padres que no estaban muy a gusto en sus trabajos anteriores o para quienes, tras el nacimiento de un nuevo hijo, notan que sus prioridades no son las mismas.

Muchos aseguran que es una oportunidad increíble, un gran momento para reinventarse. Además, no es poco frecuente que una experiencia de vida tan importante traiga aparejados nuevos deseos, porque un nacimiento es un hito que genera muchos cambios. Aquí brindamos siete consejos a tener en cuenta en el camino hacia un nuevo puesto:

Fijar objetivos:

El primer paso fundamental es que los padres y madres hagan una introspección y se pregunten qué rumbo general quisieran tomar. ¿Lo ideal sería buscar un nuevo puesto en el sector que uno ya conoce o cambiar directamente de área de trabajo?

Para aclarar este punto uno debe preguntarse qué es lo que molestaba del puesto anterior. ¿Era el trabajo en sí o más bien el jefe o los compañeros? Dependiendo de la respuesta, puede que sea suficiente con cambiar de sector dentro de la misma empresa. O no. Si uno cree que sería mejor cambiar de ámbito, es bueno hacer un test sobre las capacidades que uno ha adquirido: ¿Qué tengo para ofrecer? ¿Qué me faltaría para poder trabajar donde quiero? ¿Dónde puedo aprenderlo?

Formación:

Hacer cursos de formación o de profesionalización se presenta como una gran oportunidad cuando uno tiene algo de tiempo o una pareja que acompaña el proceso. Desde ya, hacer algún curso causa una muy buena impresión en cualquier currículum, ya que es interpretado como un indicio de que el postulante no se deja estar. Además, puede facilitar el momento de retomar el trabajo, ya que es un modo de empezar de a poco.

Enviar aplicaciones:

¿Cuánto tiempo de maternidad o de paternidad tomarse? Si uno se toma algo más de lo que estipula la ley, es bueno aprovechar el tiempo, una vez pasada la etapa inicial, para presentar aplicaciones. Atención, el tiempo pasa más rápido de lo que uno cree. Buscar un puesto nuevo en algunos casos puede llevar hasta un año, por eso se recomienda comenzar con paciencia y sin apuro.

¿Pero cómo presentarse con un niño pequeño? Aquí hay dos recomendaciones. Por un lado, no necesariamente debe escribir que está transitando la licencia por maternidad. Es suficiente con mencionar dónde trabajó antes. De todos modos, la pregunta puede surgir en la entrevista personal, con lo que es importante tener una respuesta preparada. En general causa una buena impresión si el entrevistado tiene bien pensado cómo conciliará el trabajo con la familia.

Plazos para la renuncia:

No olvide corroborar con cuánta anticipación debe presentar su renuncia al antiguo puesto. Muchas veces ese plazo comienza a correr una vez finalizada la licencia por maternidad.

Tiempo parcial:

Las pausas prolongadas pueden ser equilibradas tomando algún puesto a tiempo parcial. Esto puede tener varias ventajas, también económicas, si el dinero que se recibe durante la licencia no es muy cuantioso. También se puede optar por retomar el trabajo con una carga parcial y no completa.

Trabajar en tiempo parcial para otro empleador:

En este caso debe corroborar cuál es la legislación vigente para su contrato, pero con frecuencia es posible tomar algún empleo de pocas horas durante la licencia.

Independizarse:

En algunos países los padres o madres que estén de licencia pueden trabajar en forma independiente. Si en su país también es así, es una buena chance para comenzar a transitar un nuevo camino.

(Con información de dpa)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *