Consultar a tu optometrista previene consecuencias irreversibles por problemas visuales

En México, 47 de cada 100 personas con limitaciones para ver no van a la escuela y 64 de cada 100 no son económicamente activas, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Por ello, en el marco del Día Internacional de la Visión, el Consejo Optometría México hace un llamado a valorar al licenciado en optometría como el encargado del primer nivel de la salud visual, con habilidades y competencias para hacer exámenes, prescribir lentes, diagnosticar, tratar problemas visuales, canalizar a otros especialistas y rehabilitar problemas oculares de manera oportuna para evitar daños en etapa temprana.

De los 5 millones 739 mil personas con discapacidad en México registrados por el INEGI, 27.2% padecen discapacidad visual; 17.8% son niños (0-14 años), 23.5% jóvenes (15-29), 28.9% adultos (30-59) y 28.6% adultos mayores. Las dos principales causas de esta discapacidad son las enfermedades (42.1%) y la edad avanzada (25.9%).

“Podemos prevenir la discapacidad visual o disminuir sus efectos negativos en por lo menos 70% de los casos, tomando en cuenta que, en el mundo, se considera que la principal causa de ceguera prevenible son los problemas refractivos que podemos evitar teniendo acceso a unos lentes”, así lo indica Nancy Sol Espíndola, licenciada en optometría por el Instituto Politécnico Nacional.

En el caso de los niños, la detección oportuna de los problemas visuales puede hacer la diferencia, asegura la especialista en visión baja y ceguera: “30% de los niños con ambliopía binocular que no son tratados presentarán una deficiencia visual de moderada a severa después de los 12 años, lo que supondrá dificultades en su desempeño escolar, con riesgo de abandono de estudios, cuando este problema  es tratable sencillamente con gafas y terapia visual”.

En el caso de los adultos mayores, la atención de los problemas visuales es igualmente importante: “la pérdida del sentido de la visión los limita en su desplazamiento, lectura, actividades cotidianas, incluso las de arreglo personal, situación que los lleva a estados de depresión, aislamiento familiar y social, que dan pie a la aparición de otras enfermedades o, inclusive, la muerte”.

Actualmente, existen diferentes estudios a partir de los cuales los profesionales de la salud visual pueden identificar las diferentes patologías oculares que pueden adquirirse por enfermedades sistémicas o específicamente del ojo, así como por otras enfermedades como diabetes e hipertensión, señala Carmen Vázquez Gorostieta, licenciada en optometría:

“Debido a sus conocimiento teórico de dichas enfermedades, el licenciado en optometría  puede apoyar realizando estudios oftalmológicos u optométricos con la finalidad de referir a tiempo o complementar con el oftalmólogo un diagnóstico certero”.

Entre los diferentes tipos de estudios que puede realizar el licenciado en optometría para el diagnóstico de problemas visuales, Vázquez Gorostieta destaca:

  • Biomicroscopía: indispensable para la evaluar la adaptación de los lentes de contacto, se usa como herramienta en el diagnóstico y monitoreo del segmento anterior y sus anexos oculares; algunas de las patologías detectadas con este estudio son uveítis, distrofias corneales, síndrome de ojo seco, así como alteraciones en fondo de ojo (lente de Volk) y en segmento anterior (esclera, iris, córnea, párpados, pestañas y puntos lagrimales).
  • Tonometría: consiste en la medida indirecta de la presión ejercida por los líquidos contenidos en el interior del globo ocular (humor vítreo y humor acuoso) sobre las estructuras mismas del mismo, mediante el uso de un tonómetro; la principal patología detectada con este estudio es el glaucoma.
  • OCT: la tomografía de coherencia óptica (del inglés Optical Coherence Tomography) aporta información sobre el estado de las diferentes capas de la retina y el estado del nervio óptico; algunas de las patologías detectadas con este estudio son desprendimiento de retina y vítreo, alternaciones en capas de la retina, membranas epirretinianas, quistes, agujeros maculares.
  • Es necesario un cambio de paradigma que fomente la atención preventiva desde el punto de vista multidisciplinario, donde los profesionales de la optometría, médicos, enfermeras y educadores promuevan la atención ocular de primer nivel, haciendo conciencia en la población del impacto social y económico que rodea a la discapacidad visual.

Acerca de Consejo Optometría México

El Consejo Optometría México AC es una organización no gubernamental con los siguientes objetivos en sus estatutos: velar por la salud visual y general de la población en México e impulsar a la optometría en el ejercicio profesional, la docencia y la investigación. Es miembro del Consejo Mundial de Optometría (WCO), cuya misión es facilitar la mejora y el desarrollo del cuidado visual y de los ojos en todo el mundo a través de la educación, divulgación humanitaria y del desarrollo de políticas www.optometriamexico.org

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *