¡No te saltes las comidas!

La falta de tiempo, es una de las razones más comunes por la cual algunas o muchas veces saltas tus comidas o comes poco saludable afectando tu salud.

Una de las claves para llevar una buena alimentación, es no saltarse comidas ya que esto afecta tu peso y tus niveles de azúcar en la sangre. Cuando pasas largo tiempo sin consumir alimento tu metabolismo reduce su actividad disminuyendo su velocidad; si esto ocurre constantemente, el metabolismo va volviéndose más lento teniendo como consecuencia el aumento de peso, ya que aquella energía que no se gasto se reserva en el cuerpo en forma de grasa. Cuando dejas pasar largo tiempo sin consumir alimento, el cuerpo no tiene energía para realizar sus actividades. Esto se refleja en una baja de azúcar repentina en la sangre causando síntomas de hipoglucemia. Esto es peligroso para cualquier persona, pero más si vives con diabetes.

A continuación te compartimos algunos tips para evitar saltarte las comidas:

• Planea tus menús con anticipación

Arma que es lo que vas a desayunar, comer y cenar en la semana. Ve haciendo tu recetario semanal. 

• Haz una lista antes de ir a hacer las compras

Adquiere aquellos ingredientes y alimentos (saludables) necesarios para el menú antes planeado. Asegúrate de comprar las cantidades y alimentos adecuados para que no te falte nada y de esta forma evitaras “no comer” porque no hay nada en tu casa.

• Prepara tu comida con anticipación

– Puedes elegir un día a la semana para preparar tus comidas de la semana. Por ejemplo: Puedes utilizar unas horas de tu fin de semana para preparar tus alimentos. Puedes congelarlos y/o refrigerarlos para irlos comiendo durante la semana; Así lo único que vas a necesitar hacer es descongelarlos y calentarlos, ya sea en el microondas o en la estufa. Si no puedes ir a casa a comer, entonces llévatelo en un recipiente para comerlos en donde tengas que estar.

– Puedes preparar tu desayuno y snacks una noche antes. Por ejemplo, lava y pica fruta la noche antes, ponla en recipiente o bolsita ya con tu porción medida para que al día siguiente no tengas que perder tiempo en nada, solo en comer.

– Elige un día a la semana para picar, cortar, mezclar y/o pre-cocer tus alimentos. Por ejemplo, puedes picar cebolla, jitomate y chile y guardarlos en recipientes para cuando los necesites.

– Lleva contigo un snack: Carga siempre contigo alimentos fáciles de llevar que puedas consumir en cualquier lugar y a cualquier hora. Por ejemplo: galletas integrales, barras de granola bajas en azúcar; frutas como manzanas, peras, uvas, etc.; verdura picada como zanahoria, pepino, jícama.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *