Cómo mantener la energía durante el día

Comienza el día puntualmente

Si no te levantas cuando suena tu despertador afectarás tu ciclo hormonal, así que haz lo posible por levantarte en cuanto suene el reloj.

Ilumínate

El cuerpo sabe reaccionar a la luz, ya sea natural o artificial, y se agiliza gracias a ella cuando vas despertando. Abrir las cortinas o encender las luces son buenos consejos para comenzar el día con luz.

Arranca despacio

No saltes de la cama sino levántate tranquilamente, date un baño y vístete sin prisas. Lo mejor es no entrar a tus correos o redes sociales sino hasta que llegues a la oficina.

Muévete

Si no haces mucho ejercicio por la mañana, al menos aplica una actividad de baja intensidad como caminar al menos tres veces por semana. Estudios revelan que aquello te ayuda a reducir la fatiga en vez de hacer un ejercicio más desgastante.

Desayuna bien

La comida más importante del día es el desayuno. Siempre consulta a un nutriólogo pero bien puedes comenzar consumiendo hidratos de carbono no refinados, proteínas y grasas saludables como huevos revueltos con tortilla de harina integral, o avena con frutos secos.

Aprende a concentrarte

El cuerpo necesita moverse para que circule el oxígeno. Si trabajas en oficina levántate y camina, o al menos ponte de pie mientras hablas por teléfono.

 

Recuerda siempre consultar a un profesional de la salud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *